La versatilidad del turbante puede ayudarnos a transformar nuestro look de forma sencilla y entretenida. El regreso de este estilo, impuesto por los grandes íconos holiwoodenses de los 50′s, se impone como la opción más sofisticada para las noches de verano.

Hay diversos tipos de turbantes; desde los con aplicaciones de pluma inspirados en la India de los años 20, hasta las mujeres trabajadoras de los 40′s. Si buscas aportarle un toque de personalidad a tu look, un turbante es el accesorio perfecto, ya que puedes usarlo tanto para un día en la playa como para un cóctel. La clave es conseguir la textura y el estampado preciso. Por ejemplo, Coco Chanel prefería el color negro para dar sobriedad a la tenida.

En la siguiente galería podrás encontrar distintas formas de usar este accesorio, ¡Inspírate!