Nuestro primer evento lo hicimos a modo de experimento. Queríamos probar si existía el interés de intercambiar ropa y empezamos con un círculo más cercano que eran nuestras amigas.

Ese día lo pasamos muy bien, teníamos hartas cosas para picar y mucha ropa para vitrinear e intercambiar. Pasaron varias anécdotas también, como que la primera prenda que se intercambio fue ropa de hombre. Extraño, pero así fue! Dos asistentes andaban con ropa de sus pololos y hermanos, y aprovecharon esta instancia para llevarle un regalo a cada uno.

Desde ese día que no hemos parado de hacer eventos y confiar en nuestro proyecto :)