Probar estampados y texturas es la tarea para esta temporada. Si bien no es necesario lucir tan esbelta y bronceada como la niña de la foto, si jugamos un poco con las prendas que encontramos en casa y nos quedan bien, podemos lograr un look parecido.