Hay días en que hace un calor extremo y durante la tarde corre un vientecito que te recuerda que incluso en verano existe el resfrio. Es complicado vestirse en privamera, pero ¿qué tal salir a dar un paseo con una ropa distinta a la que usaste en el día para no morir de gripe?

Esta es una muy buena opción para no pasar frio y tampoco calor. Una polera de de hilo con encaje y falda en color pastel. Con los accesorios adecuados y sin parecer s0brecargada, servirá para varias ocasiones.