Pareciera que en los últimos años el color amarillo se esconde… ¿o será que nosotras mismas lo escondemos? Por lo general, lo dejamos como segunda, tercera, cuarta opción; si vamos a comprar ropa, el primer color que pensamos no es el amarillo. Y las que sí lo hacen, déjenme felicitarlas por atreverse, pues muchas veces el miedo a ponérselo encima es lo llamativo del color. Bueno, dejemos esos miedos de lado, porque esta temporada el amarillo se nos adelanta ¡y nos exige atrevernos!

Lo que pasa es que para algunas es el color maldito: no hay excusa… ¡pura superstición! Que para otras no está a la moda: no hay excusa… ¡aquí te actualizamos! Que es demasiado difícil de combinar: definitivamente no hay excusa… ¡aquí te enseñamos cómo combinar este alegre color! Así que sólo tienes que atreverte.

El amarillo es un color cálido que remite al sol. Será por esto quizás que, dando lo mismo tu color de piel, de pelo, de ojos, el amarillo te rejuvenece y remarca el bronceado: buen tip para aprovechar este verano 2013. Quizás estés pensando que te complica porque “no es tu estilo”. Bueno, déjame contarte que los colores no abarcan un solo estilo; el problema no está en usarlo, sino en cómo usarlo. Ya sabes que si no te gustan los neones, no te preocupes, sólo ándate a los pasteles en sus diversas tonalidades: desde amarillos ultra claritos, hasta amarillos más mostaza. Están todos totalmente in.

 

 

Para salir de noche o usar en el día: BLUSAS 

Transparencias, encajes y diseños: ya sabemos que no pueden faltar en nuestro closet. Elige la que quieras para la ocasión que te espera. Por lo general, las transparencias y encajes son mejor para la noche, pero las blusas con diseños también son parte de ésta dependiendo, por ejemplo, de la tela: si es de hilo, día. Si es de seda, noche. Combina con: negro, gris y blanco.

  Polleras, pitillos y short: día y noche.

No hay demasiada exigencia sobre cuál de estos usar en el día y cuál en la noche. Dependiendo de los accesorios y el tipo de blusa o polera con que combines, cualquiera será perfecto para cualquier ocasión. Puedes combinarlos como quieras: pollera negra, blusa amarilla; pitillos amarillos, blusa blanca. Decide tú qué te acomoda más. Eso sí: ¡los pitillos amarillos la están llevando! 

Para la noche: accesorios dorados. Para el día: accesorios amarillos.

No es que te debas poner accesorios amarillos sobre prendas amarillas. Selecciona. Y si prefieres la prenda amarilla, elige accesorios en tonos oscuros como negros, verdes, terracotas. Los terracotas en tonos más brillantes para la noche se ven muy lindos también. Prueba con un cinturón dorado, ¡se verá increíble!

Zapatos y carteras: amarillo neón.

Si no te gustan los neones combina con zapatos terracota o negros. Si eres fanática del neón, un par de tacos y una cartera amarilla no pueden faltar en tu closet. También podrás necesitar una carterita dorada para la noche: que no sea de gran tamaño, por el contrario, ya que el dorado también es un color que puede realzar mucho en gran tamaño, así que no te sobrecargues con dorado y amarillo.

Vestido y chaquetas: infaltables.

En tu closet no puede faltar uno de nuestros mejores amigos: el vestido. Uno relajado para el día; uno más elegante para la noche. Y ya sabes: amarillo transparente, encaje o con diseños. Prueba el tono que más te acomode. La chaqueta te acompañará dependiendo de tu tenida completa: luce relajada o elegante con la misma chaqueta amarilla. ¡Prueba diferentes tenidas!

Y para este verano: ¡atrévete con un bikini!

Recuerda: ¡luce tu bronceado! Es sexy, llamativo y estiliza tu figura.


¿Y maquillaje, por qué no?

Si te atreves, haz la prueba con los ojos. Eso sí, no lo pintes demasiado, que el color no tape todo el párpado. Con el ojo abierto, el amarillo no debe notarse demasiado. Y ¡obvio! tan de moda, ¡píntate las uñas! No pueden faltar los esmaltes entre tus maquillajes. Suma a tu colección uno amarillo.

¡Además!

¿Sabías que el color amarillo aporta a la felicidad? Y no sólo eso, sino que el color amarillo se asocia a lo intelectual: poder de discernimiento, de toma de decisiones, de tener ideas claras y de comprender mejor. Así que aprovecha de usarlo ahora que se acercan los temidos exámenes: ¿te ayudará a estar más atenta? ¡Haz la prueba!