Browsing Category

DIY

¡Dale un nuevo look a tus chalitas veraniegas!

havaianas-sandals-taxi-500x345

Hace algunas temporadas, fuimos testigos de cómo las sandalias al estilo “romano” se adueñaban de las vitrinas de todas las tiendas, y no me refiero a las tan usadas sandalias romanas de hoy en día, si no que más bien me refiero a aquellas sandalias de las que salían dos tiritas para amarrarlas alrededor del tobillo o incluso, si lo preferías así, más arriba. Y como la moda es cíclica, y hoy en día no vemos mucho este estilo de sandalias caminando por ahí, me agarraré de ellas para darte una forma súper simple de transformar unas sandalias comunes y corrientes en algo más. Y como hemos visto últimamente, todo lo étnico está de lo más in. Así que te propongo que hagamos una mezcla.

La moda étnica propone mucho diversos tipos y estampados en géneros sueltos y ligeros. Por eso, te diré que busques alguna tela que te guste, estampada o lisa, si es lisa, intenta probar con colores flúor o pasteles; trajina tu closet en busca de poleras y/vestidos que ya no utilices y prepárate para transformarlos en sandalias lindas. Ese es el primer elemento que utilizaremos: una tela de proporciones más o menos grandes. Luego, busca unas sandalias viejas o no viejas pero del tipo “normales”.

Te preguntarás a qué me refiero con “normales”. Bueno, todas tenemos sí o sí en algún rincón de nuestro closet sandalias para la playa o la piscina porque ¡obvio! no nos pueden faltar para ningún verano, de verdad que ¡las necesitamos! Hay incluso algunas sandalias de este tipo que son un poco más “elegantes” que sólo para la playa o la piscina y podemos llevarlas con una tenida menos informal. Y es que me refiero a las típicas “hawaianas” usadas por todas (si por alguna razón perdiste las tuyas el último verano o se te rompieron o definitivamente no tienes, puedes ir a comprarte un par; las venden en todas partes, son súper baratas y hay de todos los colores).

Una vez que las encuentres o ya las hayas ido a comprar, tendrás que elegir porque  te daré dos formas distintas de enchularlas, ambas súper simples y con un resultado increíble.

Ya tienes tus hawaianas y tu género escogido. Lo primero será cortar el género en una especia de bufanda larga y no muy gruesa. Una vez que la tengas cortada, amarea la tira larga alrededor de la parte pequeña de la sandalia que separa el dedo gordo del pie del resto de los dedos. Haz que para ambos lados la tira quede del mismo largo. A continuación, enrolla cada tira alrededor de las otras partes de la hawaiana que sujetan el pie; tápalo bien para que no se vea esta parte. Cuando llegues al final, has un nudo para que quede firme. Con lo que reste de tela, podrá amarrarte la sandalia alrededor del tobillo. Demasiado fácil ¿no?

La otra forma tiene un poco más de dificultad, pero ¡no es nada! Y es que, cuidadosamente y con la ayuda de un alicate, le saques a la sandalia toda la parte que afirma al pie y dejes sólo la parte de abajo, la parte de la planta del pie. Esto, te da mayor libertad y más posibilidades de poner el género como más te guste pero también debes hacerlo con mayor cuidado. Puedes pegar el género debajo de la suela y encima pegar otra suela más delgadita, o puedes hacer, con la ayuda de un tip top o un cuchillo, un tajito a la mitad de la suelta para meter entremedio la parte del género que afirmará el pie y luego pegar. Te aconsejo utilizar agorex para adherir el género a la suela en la parte de arriba, la parte más alta que sujeta el pie, y la parte de la suela que has rajado. Puedes poner dos pedacitos de géneros cruzados, o poner sólo uno, o poner uno con un nudo al medio, o trenzar el género… ¡sé creativa!

Luego, por los hoyitos que quedaron, introduce dos tiritas de género que serán con las que amarrarás la sandalia alrededor de tu tobillo.

Existen un millón de posibilidades más de hacerle un cambio a tus sandalias y no sólo a las hawaianas. ¿Qué pasa si pruebas con piedras y/o mostacillas pegadas sobre las sandalias? Puedes elegir un color y utilizar sus diferentes tonalidades o mezclar los colores que quieras.

¿O qué tal si pruebas con las tachas? Demasiado de moda y le da un toque increíble.

 

También puedes hacer tus propios diseños y dibujos: ¿si les pintas la plataforma a algunas sandalias de corcho con témpera?

 

Bueno ya sabes que hay miles de posibilidades, es cosa de que lo hagas ¡¡muy simple!!

Enchula tu ropa y atrévete a innovar

4fa3089bdca0a_357x459

¿Cuándo fue la última vez que ordenaste tu closet y separaste las cosas que usas de las que ya no? Si aún no lo haces, ¡corre a hacerlo inmediatamente! Y sigue estos tips para reutilizar tu ropa vieja. Hoy te ayudaré con las poleras.

Por lo general, las prendas que más llenan nuestro closet y las que más en cantidad tenemos sin utilizar, son las poleras y uf! que tenemos poleras: manga corta, manga larga, manga tres cuartos, de tiritas, largas hasta abajo de las caderas, cortitas, sueltas, apretadas, etc. Tenemos incluso esa polera gigante que una vez pensamos en usar de pijama pero que en realidad no se movió de su rincón.

Bueno, mi consejo de hoy: ¡conviértelas! No tienes porqué desecharlas, todo lo contrario, aprovéchalas y transfórmalas en una prenda a la moda. Primero hablaremos de esa polera gigante.

Lo primero que debes hacer es elegir un lado y cortarle una manga completa dejando tu hombro al descubierto. La otra manga, córtala también pero dejándola como polera sin mangas. El dibujo marca con líneas rojas los cortes que debes hacer.

Una vez cortada, te quedará así. Entonces, cose cuatro botones en el extremo de la polera que deja el hombro al descubierto; cuatro por delante y cuatro por detrás. El dibujo marca los botones con los círculos rojos.

A continuación, toma el género que te sobró y corta cuatro tiritas delgadas de unos 20 centímetros y amarra un extremo de cada tirita en cada botón de adelante y el otro extremo de cada tirita en el botón de atrás. Puedes hacerles nudos y cortar el excedente o terminarlas en rositas.

Luego póntela y para ajustarla a tu cuerpo puede utilizar un cinturón que combine, tiritas largas de otro color que puedas reciclar de alguna otra polera o sino, que queda muy lindo, ponle tiritas de cueritos alrededor. El resultado será algo como esto:

Si tu polera es ajustada y ya no te gusta, puedes probar lo siguiente. Córtale las mangas si es que las tiene, dejándola como polera sin mangas. A continuación, haz cortes verticales de unos tres centímetros a la altura de la cintura por todo el contorno. El dibujo lo explica con líneas rojas.

Luego, corta una tira de un color diferente al de la polera; puedes reciclar de otra prenda, incluso una tira de unos pantalones de jeans viejos. Deja el ancho de tres centímetros o , si prefieres, de unos cuatro o cinco. A continuación, pasa la tira  por los cortes verticales de la polera alrededor de la cintura. Atrás, si es que quieres, termina en un rosetón. Si no, puedes dejarla a la medida justa. Usa la polera y agrega accesorios como un pañuelo o un collar que combine. Es simple y queda muy lindo.

Y si tienes una polera suelta y otra ajustadita, prueba lo siguiente. La polera grande córtala por debajo  de los hombros por todo el contorno; luego, por detrás, córtala desde el centro haciendo un triángulo. Las líneas rojas marcan los cortes.

 

 

Una vez cortada, te quedará una tira larga y ancha. Envuélvela alrededor de la polera ajustada a la altura de la cintura. Por detrás, cruza una punta por sobre la otra. Las líneas rojas marcan la polera grande envolviendo la polera ajustadita. Los puntos rojos marcan botones.

Con el excedente de la polera grande, corta dos tiras de unos tres centímetros de ancho y unos treinta de largo. Pon un extremo de cada tira en cada botón por detrás y haz lo mismo por delante agregando dos botones a la costura. Te quedará algo así:

Atrévete a innovar reutilizando tu ropa vieja. Inténtalo y coméntame cómo te fue. ¡Suerte!

 

 

Do it Yourself: Reutiliza tus zapatos!

245586985900186277_tn48pElO_c

Porque la tendencia “Do it Yourself” está de moda, que mejor que atrevernos con un par de zapatos que ya no usemos y que podamos reutilizar.  En Pinterest hay muchas ideas de como renovar y hacer que tus zapatos de siempre se vean como los que hoy están de moda. Les dejamos unas fotos de donde pueden sacar ideas e inspirarse con esta entretenida forma de reutilizar sus zapatos.

 PD: En nuestro Pinteres encontrarán la explicación paso a paso de algunos de estos zapatos. http://pinterest.com/tuclosetmiclose/

DIY <3

4151824626681979_vzLAZBet_c

Los “cat eyes” llegaron para quedarse

cat_eyes

Los ojos de gato o “cat eyes” son una tendencia de maquillaje que viene desde el glamoroso Hollywood de los años 50. El 2012, este atrevido y sensual delineado, volvió a las pasarelas y calles del mundo. Y no parece tener intenciones de irse.

El efecto que produce es similar al del “smokey eyes”, pero la ventaja es que requiere de menos tiempo y maquillaje. Sólo necesitas un buen delineador líquido, si es a prueba de agua mucho mejor, para que dure toda la noche o  jornada laboral.

Otro de sus increíbles beneficios es que resalta la mirada, agrandando y eliminando el cansancio del ojo. Lo puedes acompañar con un color fuerte en los labios para la noche, y en el día puede ser un nude o un rosa pálido.

 

Sabemos que no es fácil llevar a la práctica los “cat eyes”, por lo que para terminar les dejamos un práctico tutorial, para que les quede perfecto el delineado paso a paso:

Exfoliación: Piel radiante en casa

exfoliate

Empieza el calor, las faldas y poleras, por lo que una exfoliación es fundamental para que nuestra piel luzca sana y radiante. En esta ocasión te daremos una serie de consejos para que saques tus piernas de la hibernación.

No es necesario que nos exfoliemos todos los días, con una o dos veces a la semana bastará. Para las piernas se recomienda aplicar los productos mediante un masaje de forma ascendente (de tobillos a muslos).

También se recomienda exfoliar antes de depilar, porque así es mucho más fácil remover el vello.

Después de exfoliar, aplica una crema humectante y notarás la diferencia inmediatamente. Si tienes heridas en la piel, evita por completo la exfoliación.

Hay muchas cosas que tenemos en nuestra casa que nos pueden servir para exfoliarnos, y con excelentes resultados. Les dejo una lista de distintos métodos y ojalá nos cuenten qué tal les fue! Recuerda que no debes aplicarla en el contorno de ojos.

Para el rostro:

Mezclar una cucharada de miel con dos almendras bien deshechas. Agregar media cucharadita de jugo de limón y dejar reposar unos minutos.
Frotar esta mezcla suavemente sobre el rostro, dejar actuar 5 minutos y luego enjuagar con agua tibia.

Para las manos:

Combina el jugo de 1 limón con una cucharadita de azúcar. Aplícala sobre las manos masajeando bien hasta formar una sustancia cremosa y hasta que el azúcar se haya diluido. Deja actuar por 5 minutos y enjuaga muy bien.

Para todo el cuerpo:

En un recipiente mezclar azúcar y aceite de oliva.
Esta preparación se aplica en cualquier zona del cuerpo frotando y masajeando bien la piel que estés tratando.

Fuente: Cómo hacer una crema exfoliante casera

Traperas y Busquillas

IMG_8758


¿Eres de las mujeres que busca, busca y busca ropa hasta que por fin da con lo que andaba buscando? O en ocasiones, ¿transformas tu ropa para darle un estilo nuevo y renovar tus prendas? Pues si eres asi, te comunico que eres una chica Trapera.

Te encanta la ropa y los accesorios, pero tienes miles.. y lo peor de todo es que seguirías comprando hasta rebalsar tu clóset y no poder más! No te desanimes, ahora podrás tener todo lo que quieras en tu clóset, dándole una utilidad a aquello que ya no utilizas y a cambio, renovar tu estilo.

Gracias a Tu Closet, Mi Closet podrás disfrutar de tus cualidades de “Trapera” o “Busquilla” libremente, vitrineando a través de nuestra aplicación y/o asistiendo a nuestros eventos periodicos de venta e intercambio.

No te pierdas la oportunidad de participar de esta gran experiencia, donde todo está pensado para que disfrutes en un ambiente especial para la ocasión y la principal protagonista seas tu.